Lo Último

Fecha publicación: sábado, febrero 24, 2018
Publicada por Neza Panorama Informativo

CARTA URGENTE A AMLO Y A LA SOCIEDAD MEXICANA

CARTA URGENTE A AMLO Y A LA SOCIEDAD MEXICANA
A Propósito de la Nueva Evangelización y la Gran Cirugía que requiere México
Crónicas Urgentes

Lenin Torres Antonio[i]

Sin duda alguna, usted saldrá electo Presidente de la República Mexicana en el proceso electoral que se avecina, porque sólo, simple y llanamente, y eso debe saberlo y estar plenamente consciente, ¡los mexicanos estamos completamente hastiados y hartos de los gobiernos que le antecederán en el poder público!, y esto es lo más preocupante y lamentable de la actual política en México, que se pueda llegar a gobernar como el resultado de un voto no razonado, emotivo y productos de los humores (odio, resentimiento), una reacción espontánea, como un arco reflejo al abuso y al atropello de una clase política al pueblo mexicano, y que desafortunadamente Usted pertenece, o cuando menos ha pertenecido, un voto que aúpa a personas sin la mínima consciencia social y lo que representa gobernar obedeciendo, como lo que sucedió en mi Estado de Veracruz, propiamente en su ciudad capital Xalapa.

En la elección de los diputados locales de hace casi tres años, dos personas que hasta la fecha no se me quedan sus nombres en mi memoria, ganaron las diputaciones por su partido MORENA, y lo hicieron sin presentar absolutamente ninguna propuesta legislativa a los ciudadanos, y mire que nuestra capital Xalapa la necesita, puesto que la calidad de vida de sus habitantes se ha deteriorado tanto en su nivel económico como de tranquilidad y paz. Es así que tenemos hasta la fecha a dos desconocidas como diputadas que continúan en el anonimato, y salvo sus conocidos nadie más las conoce, mucho menos sus “propuestas legislativas”, y “el impacto que han hecho para mejorar la calidad de vida de los xalapeños”, sin pena ni gloria van a llegar al término de la legislatura local, ganaron por un voto del resentimiento, un voto negativo e indirecto, no se votó por ellas ni sus ideas (no las hubo), se votó en contra de “los malos”, aunque eso “nuevo” y supuesto “bueno” no apareció por ninguna parte. Quiero que sepa que, además, y como ha sucedido y va a suceder en muchos lugares, ganaron por Usted, incluso sin hacer alguna campaña de propuestas, poniendo éste fenómeno de la influencia mesiánica indirecta en cuestionamiento la calidad de nuestra democracia; de igual forma, quiero agregar a esa irresponsable improvisación y elección indirecta, el caso de otra diputada electa por su partido Morena que sin haber llegado a involucrarse en la vida legislativa del congreso local, y esto implicaría, participar en el debate legislativo, planteamiento y defensa de propuestas legislativas desde una posición partidista, la vimos verse envuelta en video escándalos de financiación ilegal, y abandonar su fracción parlamentaria y su partido, y convertirse en tránsfuga.

LA ESCENA TRÁGICA

Pero permítanme explicar con más en detalle mi crítica y sus graves consecuencias. Su Partido en Veracruz Señor Obrador postula nuevamente al mismo candidato para contender por la gubernatura, y esto, supuestamente debería darle a su candidato cierta popularidad y presencia, situación que en cierta forma le sumaría un plus, por muy mínimo que fuera, a su avasallante popularidad de Usted, pero no es así, para hablar con la verdad, después de ser candidato en la pasada contienda electoral en Veracruz, su presencia ha pasado desapercibida, salvo por algunos exabrupto en el control de alcoholímetro, no podemos decir que si trabajo como diputado federal haya sido exitoso y al igual que las susodichas diputadas locales, no se reflejó en el distrito de Xalapa. Ahora nuevamente como candidato por la gubernatura de Veracruz, hace unos días, en un espacio de su apretada agenda al acompañarlo en su reciente gira por Veracruz, su candidato Cuitláhuac García se dio un tiempo y anduvo de compras en una concurrida Plaza Comercial de la ciudad capital del Estado de Veracruz, Xalapa de Enríquez, y se observó el trágico fenómeno que nadie se acercó a saludarlo ni a expresar su apoyo, es decir, “nadie pelo” al candidato que según las encuestas se pelea la gubernatura, incluso algunas de esas encuestas lo ubican en un empate técnico con el candidato del PAN/PRD. Al observar esa escena trágica se puede leer esto desde un solo lugar, Usted carga con la campaña de todos y cada uno de los candidatos de su partido a lo largo y ancho de nuestro país, y esto considero que es sumamente grave puesto que, en el caso que estoy escribiendo, su candidato puede llegar a gobernar al igual que muchos de sus candidatos sin ningún proyecto de gobierno ni de mundo y sociedad que necesita Veracruz, se vuelve real un desafortunado pronunciamiento que hizo un connotado priista en Veracruz, que dijo que “si su partido postulaba una Vaca ésta saldría electa por sus correligionarios”, y esto mismo se aplica a Usted y su Movimiento: a quien postulen aunque no tenga “la puñetera idea de lo que significa la política y el arte de gobernar” puede ser un representante popular y llegar a gobernar, y esto ya le sucedió con el famoso caso “Juanito”.

Cuidado Sociedad Mexicana, cuidado Señor Obrador lo que sucede en México no es para jugar al poder por el poder, puesto que cada uno de los Estados Unido en México, cada Pueblo tienen sus circunstancias y no puede ser tratadas a la ligera, con el mismo pobre rasero de la pragmática política, cada uno de los Candidatos tiene a parte de un Marco General desde donde hablar, un proyecto específico que aplicar a cada una de las circunstancias de nuestros pueblos, tan simple, la situación socioeconómica del México del Norte no es la misma que la del México del Sur. Están jugando con fuego y esto puede ser sumamente peligroso y grave, porque ahora como lo he dicho, la Ciencia Política no tiene margen para la contingencia y debe tratarse como una Ciencia Exacta, donde no hay margen para la equivocación, para el error, es la Gran Cirugía que necesita el cuerpo enfermo mexicano, en consecuencia, se necesita un gran cirujano y un diagnóstico preciso, y sinceramente no creo que la Clase Política a la que usted también pertenece sean esos ilustres cirujanos.

Es más, Usted mismo no tiene un Proyecto de Nación ni Idea de Mundo y Sociedad que requiere éste México, Usted está actuando lamentablemente como un Mundano Evangelizador, pero eso es retroceder siglos, como cuando los españoles requerían evangelizar a los pueblos bárbaros de las nuevas tierras conquistadas. Ahora vivimos con Usted un hibrido grotesco y contradictorio entre moralización, mesianismo, y política, lo secular de la mano con “lo divino”. Su evangelización tiene el mismo tono que la “Renovación Moral” del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado, quien decía en su campaña política en pos de la Presidencia en 1982, “la corrupción es el cáncer de este país”. Y entiéndame Señor Obrador no es que sea lo mismo Usted y el difunto De la Madrid, sino que en los dos pronunciamientos no hay más que el discurso, por eso Usted está obligado a presentar más que eso, a decir más que eso, a dar respuestas contundentes y claras, eso es parte de la Gran Cirugía que requiere México.

LAS RESPUESTAS QUE SE TIENEN QUE DAR SINO SE QUIERE LLEGAR AL LUGAR COMÚN QUE TANTO DAÑO HA HECHO A MÉXICO.  

Ahora Usted corre el riesgo de ganar como ellas y como otros tanto pseudopolíticos, por ese voto del resentimiento, del hartazgo, de la desesperanza, y eso es peligroso, y sé perfectamente que traerá graves consecuencias, por eso Usted Sr. Obrador debe responder sinceramente, ¿se encuentra Usted preparado física y mentalmente para gobernar nuestra nación y responder a esa confianza que le brindarán los mexicanos?, porque no hay cosa más fácil que aprovechar las condiciones de lamento de un pueblo descontento y ávido de justicia, pero que al final, ¿cuál ha sido casi siempre el lamentable resultado? Como lo hemos visto con consecuencias lamentables y funestas en América Latina, y en nuestro propio país, con gobernantes que han llegado producto del descontento popular, como las “famosas” diputadas de su partido en Xalapa, y la tránsfuga, y como es el caso de varios gobernantes que ante la falta de resultados en la solución de los graves problemas que viven sus pueblos, sus habitantes hoy se preguntan si éstos, ¿se encuentran cumpliendo con la demanda de sus gobernados?, cuando lo único que hacen para justificar su incompetencia, es apelar a argumentos variopintos y trillados: “¡el gobierno (federal, estatal, o municipal) no brinda los suficientes apoyos para dar cumplimiento al mandato de gobierno!”, o que, “¡los problemas son producto de la acumulación de errores y malos gobierno del pasado!”, demostrando con esto una incapacidad de ideas para gobernar con hechos que redunden en soluciones inmediatas a los problemas que padecen sus sociedades, o, “¡que son conspiraciones internacionales!”, como actualmente lo hacen algunos mandatarios latinoamericanos. Por eso creo oportuno preguntarle no por el diagnóstico de la situación que vive nuestros pueblos, eso lo sabemos todos: pobreza, inseguridad, injusticia, cancelación de la certeza de futuro de nuestros jóvenes, corrupción, etc., sino de lo que va hacer, el proyecto de nación y la idea de mundo y sociedad que tiene, y si está plenamente seguro que funcionará, además le pido que evite entrar en el estatus de la retórica postrevolucionaria porque ese sería lamentable y sumamente grave.

Sepa Usted que el funesto diagnóstico se ha convertido en retórica barata y peligrosa de propios y extraños. Realmente no hay tiempo para la improvisación y el error. Las políticas públicas, la gobernanza y la gobernabilidad deben funcionar, y no permitir disculpas o el lamento, así que le recomiendo que piense seriamente que no es sólo llegar al poder público, sino de efectividad y eficiencia inmediatas, y de geopolítica, porque los mexicanos vivimos situaciones límites, y sinceramente sólo le he escuchado algunas retóricas limitadas, propuestas superficiales (dado que se quedan en el por qué y no nos dice cómo) y propuestas faraónicas irrealizable que endulzan los sensibles oídos de los mexicanos, sabe Usted lo que queremos escuchar, y eso no es ético ni moral, no se olvide que no habrá un Dios que abran camino entre el mar tormentoso y violento, y éste puede ponerse apocalíptico.

Sepa que no le vamos a consentir, si pasan los meses de su gobierno, y seguimos en el vértigo de destrucción, desesperanza, muerte y hambre, no le permitiremos justificarse que “es que el Fondo Monetario Internacional y los Estados Unidos son los que no quieren hacernos más préstamos y están en contra de nuestro movimiento progresista”, o, “que continúa la conspiración de la oligarquía ahora para no dejarlo gobernar”.

No Señor Obrador, Usted tiene que decirnos claramente y contundentemente, ¿qué hará para solucionar los graves problemas económicos, políticos y sociales de la nación? ¿cómo evitará Usted, para empezar, la desaceleración económica de México que pronto lo puede llevar a una terrible recesión, y esto agrave, lo de por si graves, los problemas de pobreza e inseguridad?, ¿cómo parará Usted la cabalgante devaluación de nuestra moneda?, ¿cómo evitará el recorte de las expectativas de crecimiento económico que pronostican un crecimiento nulo en los próximos años?, ¿cómo resolverá los problemas estructurales de violencia y desgobierno?, porque al leerle decir que una de las grandes iniciativa es la amnistía a la delincuencia organizada, olvidando que esa delincuencia compite con el Estado en el derecho y hecho del uso de la violencia, deja mucho que esperar de un estadista que espera pacificar su país, ¿qué hará para pacificar México y dejar que siga desangrándose nuestra patria?, así también le pregunto, ¿qué hará para acabar con el terrible problema del rezago educativo?, le daré algunas cifras espeluznante, ¡cada año un millón de alumnos abandonan sus estudios en México!, o sea que cada ciclo escolar hay 1000000 de mexicanos que dejan de estudiar, otra cifra desde lo local, en Veracruz hay cinco millones de veracruzanos que no tienen educación superior, y que para abatir ese rezago educativo de educación superior se necesitaría más de 100 años para hacerlo, contando con el sistema de educación superior público y privado, y sin contar con el crecimiento demográfico.

Usted sabe que la reactivación de nuestra economía es vital y ésta no tiene nada que ver con el ahorro que se hará en el combate a la corrupción que constantemente pregona, ese ahorro es exiguo y limitado para todas las divisas que hay que generar para lograr invertir y salvar a nuestra patria, porque hay que decirlo, si no generamos riquezas difícilmente podremos solucionar los graves problemas que vivimos; ya que apostar únicamente por la implementación de una “sana honradez” será insuficiente para generar una economía altamente competitiva que se requiere en el corto plazo, no hay tiempo para la espera de los más de 53.3 millones de pobres que lo demandan, que representan más del 45.5% de la población en México, casi la mitad de los mexicanos son pobres y esto es abismal para una economía como la nuestra.

Como podrá Usted intuir, Andrés Manuel López Obrador, no se vislumbrará tazas de crecimiento vigorosas a partir de su gobierno, y eso tiene que decirlo, primeramente porque la desaceleración industrial se vuelve permanente cada día más, anticipando de ésta forma que los resultados del Producto Interno Bruto PIB no serán suficientes para abatir los rezagos abismales de nuestra economía, y el problema del menor ritmo de crecimiento se verá reflejado en la oferta del mercado laboral donde todavía no se perciben mejoras, porque el salario mínimo continuará disminuyendo su valor, así que, ¿en qué consiste pues esta solución a la vigorización de la economía nacional que Usted propone?

Usted debe saber que, hasta la fecha en la toma de responsabilidades sociales han sido económicas individuales, donde cada uno por su lado hace lo que puede, así que la Gran Economía está en las manos de unas cuantas Sociedades Anónimas, o, mejor dicho, de unas cuantas familias, contexto insolidario que ha dividido a los mexicanos en dos clases: la del 1% que tienen todo, y la otra, la del 99% que sobrevive.  Así que, ¿qué va hacer para construir un país más justo, más igual?, ¿cómo le va hacer para que ese 1% contribuya a la justicia social y sus riquezas sean para todos los mexicanos?, ¿va a continuar con una economía neoliberal que siga dejando que unos cuantos puedan ser inmensamente rico en un país de pobres?, y ¿cómo le va hacer para que el Imperio no nos asfixie?, y Usted sabe que eso puede suceder si no se somete a los intereses geopolíticos?

La ciudadanía Sr. Obrador está esperando respuestas inmediatas a los graves problemas que vive, no se olvide que antes la muerte era un tema de velorios, de ensayos académicos y culturales, e incluso, del humor negro, pero ahora no sólo es un tema, es un hecho que ha tocado a nuestras puertas y no necesariamente por el deterioro natural de nuestros cuerpos; así que antes ser pobre era de por si un grave problema, ahora ser pobre asesinado es una fatalidad.

Constantemente he comentado que soy pesimistas de lo que resulte de la contienda electoral venidera, porque no veo una consciencia plena de lo real, de la situación in extremis que vive nuestro país; por lo que estoy seguro que cualquier relevo de poder no traerá el Fuego Nuevo que queme lo viejo y haga surgir lo nuevo para iniciar una nueva vida de esperanza y de paz entre los mexicanos, porque no veo a la clase política con miras de altura que le permita ver que lo que está en juego es la sobrevivencia de los mexicanos, un México que no puede más, porque nadie de los actores políticos está dispuesto a ceder, pensando que se tiene la verdad absoluta, y porque solamente está en disputa el erario público.

Así que Sr. Obrador es una condición necesaria e ineludible que el que gane el poder público no debe ser un anti demócrata, sectario y excluyente, ni mucho menos un mesias, y demuestre que puede gobernar para todos, y fundamentalmente sea capaz de sentar en la mesa de la gobernabilidad a los demás, para reconstruir al Estado mexicano y comenzar un proceso sincero de RECONCILIACIÓN NACIONAL Y REGENERACIÓN DEL PODER, propiciando una Nueva Cultura Política. Aunque creo eso no será posible dado el estado de putrefacción de la clase política que desafortunadamente lo incluye.

Le he de confesar que al igual que muchos mexicanos veía en Usted la Esperanza de México, y tuvo mi voto en las ocasiones que participó para ser nuestro Presidente de la República Mexicana, y que creí que tarde o temprano demostraría que es un auténtico estadista visionario, inteligente y honesto tanto en su bolsillo (cosa que pregona incesantemente) sino también de su cabeza, que entendería lo que necesita México, ¡pero no ha sido así! Se ha comportado como todo un predator político insaciables, con sólo “oficio político” y nada más, además irresponsable como ya se lo mostré con los casos de aupar a la representación popular a candidatos sin ningún propuestas ni un proyecto de gobierno ni legislativo, advenedizos que sólo han cobrado sin hacer absolutamente nada de bien a México, y eso es lo lamentable, porque pensé que eso era los casos de los que Usted crítica, está construyendo su propia Mafia del Poder, y sin reparo ni vergüenza ahora la está engrosando con los tránsfugas que por mareas se le suman, así que Usted es lo mismo, pese a eso le he de reconocer que ha logrado encandilar incluso a la escasa ilustre intelectualidad mexicana post-pazista (Octavio Paz), además que tendría la altura de miras como un estadista que entiende que con lo nuevo está condenado a sacrificarse para dejar paso plenamente a eso Nuevo, a las nuevas generaciones de mexicanos que tienen que gobernar desde otro lugar, desde otra mentalidad. Ha actuado como todo un mesías revolucionario trasnochado de los 70, aunque aquellos tenían ideología, Usted no la tiene, no hay en Usted una clara definición ideológica, su pragmatismo es dañino y ha servido para detener el verdadero cambio, la verdadera transición democrática.

Usted ha contribuido, junto con esa clase política decadente, a corromper la política presentándola como un instrumento para llegar al puro poder, por lo que se ha convertido al igual que los que Usted crítica en un Peligro para México. Considero que dos funestos personajes han conducido a la quiebra de éste país, o cuando menos, a terminar de destruir la política como el instrumento de transformación ético para el bien humano, Salinas de Gortari y Usted, los dos han acercado al Estado Mexicano a un Estado Fallido, incluso con una Historia Fallida, por lo que le pido que se comprometa tan pronto gane la Presidencia hacer lo que hizo nuestro ilustre Mijail Sergueievich Gorbachov, que sabía que no tenía cabida para eso Nuevo de la Rusia post estalinista, se fue proponiendo lo que necesitaba en su momento su patria para que fuera mejor, la Perestroika (Reforma) y la Glasnost (Transparencia informativa), y que al igual que Zaratustra al regresar de su retiro de las montañas, lo primero que hizo fue decirle a quienes le creían que dejaran de hacerlo.

Tiene que entender Señor Obrador que México no necesita más caudillos, México necesita deshacerse de los imitadores de caudillos, tanto de izquierdas como de derechas. Por eso he pensado que cobra especial importancia tomar en cuenta la nueva psicología (o psicopatología) del mexicano que exigirá agregar la clínica y la misma psicología política como herramientas para eso Nuevo que esperamos, así como pensar que la gran política pospuesta implica una historia lineal que se alimenta de la acumulación de experiencias enriquecedoras, y no cíclica que termina con la sustitución del hombre del poder en turno. En suma, Señor Obrador estoy hablando de sentar al diván a la propia sociedad mexicana y a esa clase política como una medida preliminar para sanar y regenerar la vida pública de nuestro país, y así hablar de salud pública, aunque la verdad estoy pensando que estamos enfrente de una psicopatología extrema, por lo que ésta medida no servirá, y tendremos que apartar a esa clase política en la que está Usted de la vida pública, del poder y de la política.

Tome en cuenta lo que le escribo, estoy hablando de salud mental que nos permita hacer evidente a nosotros y a esa clase política que esa Agenda Política Perdida tiene la condición de poner en el centro El Bienestar del Ciudadano y su Familia, y recuperar la Certeza de Futuro de las nuevas generaciones, y Cicatrizar las heridas profundas que nos hemos auto infligidos.

Se tiene que tomar en cuenta que estamos ante el duelo de miles de desaparecidos, el rescate de la marginación de miles de pobres cada día en aumento, la recuperación de la certeza de futuro perdida de nuestros jóvenes y niños, la exigencia de castigo a los que han hecho de la cultura de la corrupción que lo poco que se haya tenido haya parado en los bolsos de unos cuantos, el perdón sincero, si es que puede ocurrir, de la oligarquía que se ha aprovechado para continuar protegiendo su pequeño mundo de privilegios a expensa del dolor y la marginación de millones de mexicanos, y que ahora lo vemos arrimarse a Usted, eso son los enormes retos que tiene delante de Usted si quiere gobernar bien México.

Y si no hay un mínimo de decencia y responsabilidad continuaré esperando el cantico unísono de la población, que espero no se haga esperar, hacia la decadente clase política, ¡a la horca!, puesto que no habrá opción, ya que la política no posibilitará la regeneración de poder público ni el rescate de la nación; izquierda y derecha continuarán siendo sólo formas de orientarse para llegar al mismo sitio y fatal destino, viviremos las ruinas del espejismo democrático y las nuevas letras se escribirán en un tiempo por venir; éste año no veremos renacer la esperanza sino sólo presenciáremos la sepultura del decadente Sistema Político Mexicano, y ni Usted ni el PRIAM ensimismados, ni NADA nos hará creer en un mañana, más sólo cuando la pulsión y la fuerza del pueblo hagan renacer a nuestra Patria de sus cenizas.

LA GRAN CIRUGÍA QUE REQUIERE MÉXICO

Desvelar la decadencia de la “clase política” como el factor determinante de la crisis social y política que vive el Estado Mexicano, no condiciona la posible emergencia de un posible Proceso Civilizatorio de Transición Democrática y Reconciliación Nacional, aunque éste si entraña la condición de que esa clase política asuma la total responsabilidad de esa crisis sin excepciones, porque no hay justificaciones validas, somos historias y nuestra historia nos define, el transfuguismo fue y ha sido la puerta de salvamento y de moralización de muchos miembros de esa clase política, uno de ellos Usted Andrés Manuel López Obrador, entre otros muchos más, más ahora, cuando se colapsa el grupo del poder dominante, así que todos por pasivos o activos son responsables de esa crisis del Estado Mexicano y la cancelación de la certeza de futuro de nuestras futuras generaciones.

Además, resulta ineludible el reconocimiento de facto del estado de emergencia que vive nuestra Nación, y la urgencia de sentarse a hablar en un plano de igualdad y sinceridad para sentar las condiciones políticas, legales, reformistas, éticas, y epistémicas que determine el nuevo marco conceptual y los procesos civilizatorias pertinentes que encamine al Estado Mexicano a su Regeneración.

Un nuevo Marco Conceptual y Procesos Civilizatorios condiciones sine qua non para que el estado de derecho no se ponga entre dicho y funcione, comenzando con la total transparencia del proceso electoral que se avecina, además es necesaria una hoja de ruta que garantice el cumplimiento de dicho proceso civilizatorio de transición democrática y reconciliación nacional e impida que se detenga el diálogo por la transformación de México, y continué operando el puro poder excluyente.

Dicha convocatoria va dirigida a todos los candidatos a puestos de elección popular, al gobierno federal, gobiernos estatales y municipales, partidos políticos, sociedad civil, iniciativa privada, intelectuales, universitarios, académicos, jóvenes, mujeres, indígenas, sociedades religiosas, etc. En suma, es el momento en que nos corresponsabilicemos de nuestros espacios públicos y de nuestras instituciones públicas, y de construir un México donde los mexicanos tengas justicia social, seguridad y felicidad. Atrévase Sr Obrador, sea un Patriota y Convoque a ese urgente Proceso de Transición Democrática y Reconciliación Nacional, no hay otra salida, la lucha por el poder sangrará más a nuestra patria.

Ahora le voy a contar una respuesta que le di a una pregunta que me hace un amigo, producto de la lectura que hizo de la primera parte de ésta Carta, que parece que obliga a preguntarnos, ¿quién o qué nos va a salvar?, porque parecería que nadie y nada, le respondí desde la carta misma, le pedí que la leyera de forma contraria: Seremos optimistas de lo que resulte de la contienda electoral venidera:

Si los actores políticos y la misma sociedad mexicana demuestran plena consciencia de lo real del México que vivimos, de la situación in extremis que vive nuestro país.

Si la clase política demuestra miras de altura que le permita ver que lo que está en juego es la sobrevivencia de los mexicanos.

Si lo que esté en disputa no sea el Erario Público.

Si en el centro del debate público esté El Bienestar del Ciudadano y su Familia, y la recuperación de la Certeza de Futuro de las nuevas generaciones, y la Cicatrizar las heridas profundas y no el poder por el poder.

Si se toman en cuenta que estamos ante el duelo de miles de desaparecidos, el rescate de la marginación de miles de pobres cada día en aumento, la recuperación de la certeza de futuro perdida de nuestros jóvenes y niños, la exigencia de castigo a los que han hecho de la cultura de la corrupción que lo poco que se haya tenido haya parado en los bolsos de unos cuantos.

Si hay un sincero arrepintiendo de la oligarquía que se ha aprovechado de esa crisis para continuar protegiendo su pequeño mundo de privilegios a expensa del dolor y la marginación de millones de mexicanos.

Si el Sr. Obrador, dado que las encuestas y el sentir ciudadano le dan la preferencia, o quien resulte ganador limpiamente, se comprometa a convocar inmediatamente a una Mesa ciudadana de la Gobernabilidad con los demás para reconstruir al Estado mexicano y comenzar un proceso sincero de RECONCILIACIÓN NACIONAL Y REGENERACIÓN DEL PODER, propiciando una Nueva Cultura Política que termine con Convocatoria inmediata de Un Nuevo Constituyente.

Quizás estás letras pasen desapercibidas por la vorágine esquizofrénica de la lucha encarnizada por el poder que vivimos, que nubla la razón y los sentimientos, y no nos deja ver la pobreza de nuestra sociabilidad e instituciones, y más aún, de nuestra clase política.

Quizás mi paranoia me haga escribir esto y exageré la realidad pública, y el proceso de transición democrática, que, a fuerza y aún con la resistencia de muchos, presenciemos, sea lo que realmente necesita México.

Quizás el cuero de nuestros hombres y mujeres pueden resistir más tortura, abusos y vejaciones.

Quizás todavía el agente revolucionario althusseriano somnoliento se resiste a surgir para cambiar y detener de tajo lo que estás pasando.

Quizás Usted Señor Obrador puede ser inmortal y le dé tiempo para educar y preparar a las nuevas generaciones para lo que necesita México, y rehabilitar a las mareas tránsfugas que se le han colado (y espero que sea por inocencia y no como una pinche estrategia electoral para asegurar el triunfo) por montones y que ahora son más obradoristas que Usted mismo.

Quizás lo Nuevo sea más Viejo de lo que esperamos, y que nuestro ser sea estar rajados por siempre muy cercano a lo decía Octavio Paz y Samuel Ramos.

Quizás sentar al diván a la sociedad mexicana tenga que posponerse a un tiempo posterior, aunque veamos que es de locos lo que está pasando, y que agregar la clínica y la misma psicología política como herramientas para eso Nuevo que esperamos sea un alucín de un servidorasí como pensar que la gran política pospuesta implica una historia lineal que se alimenta de la acumulación de experiencias enriquecedoras, y no cíclica que termina con la sustitución del hombre del poder en turno.

Sigo esperando los nuevos tiempos que inicien escribir la Nueva Historia de México, y que lo que estamos viviendo sea tan sólo un recuerdo doloroso que pronto se disipe y se olvide


Febrero de 2018
Xalapa Eqz., Veracruz




[i] Presidente de la Asociación Académica y Docente de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz y Coordinador del Blog www.pensarlapoliticaac.blogspot.com

Editor

Publicada por Neza Panorama Informativo en sábado, febrero 24, 2018. Archivada en . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Apóyanos para mejorar. Deja un comentario.

Por Neza Panorama Informativo en sábado, febrero 24, 2018. Archivada en . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Deja un comentario

0 comentarios for "CARTA URGENTE A AMLO Y A LA SOCIEDAD MEXICANA"

Leave a reply

Más vistos