Lo Último

Fecha publicación: martes, mayo 24, 2016
Publicada por Neza Panorama Informativo

PESE A LA LEGISLACIÓN VIGENTE, LAS AMENAZAS, AGRESIONES FÍSICAS Y CASOS DE TORTURA SON COMUNES

Manual de Seguridad del Colectivo Áncora /Tercera de ocho colaboraciones)

Por Martín Flores

Ciudad de México.- Tal como se anunció, los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, integrados en el Colectivo Áncora, han comenzado a difundir a través de www.activista.mx, su material de apoyo a activistas y ciudadanos, que en la calle y en la protesta social, encuentran la única forma de ser escuchados por las autoridades de todos los niveles.
En esta su tercera entrega, los integrantes del Colectivo nos dan a conocer lo que debe saberse antes, durante y después de una detención legal o ilegal. El tema que nos ilustrarán en esta ocasión será el de RESPUESTA A DETENCIONES:
Las detenciones son un recurso muy recurrente dentro de las acciones represivas. Para hacerles frente y no ser víctimas de detenciones arbitrarias o que violen el debido proceso, es importante conocer los artículos constitucionales que regulan el procedimiento adecuado y seguir algunas recomendaciones generales de respuesta inmediata. 
Marco Jurídico 
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, especialmente en los artículos 16, 19 y 20, establece los parámetros normativos que -con apego a los Derechos Humanos-cualquier detención debe de seguir. La violación de los parámetros ahí establecidos también constituye una violación a los Derechos Humanos. 
  1. Detenciones Arbitrarias: El artículo 16 de la Constitución refiere que: “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.” Las órdenes de cateo, que solo la autoridad judicial a solicitud del Ministerio Público puede expedir, deben expresar el lugar que debe inspeccionarse, la persona que debe aprehenderse y los objetos que se buscan.  
En adición, este artículo constitucional menciona que cualquier persona puede detener a un indiciado en el momento en que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo cometido. De lo que se deriva que también cualquier autoridad puede detener a un individuo que sea sorprendido en flagrancia.  
En resumen, de acuerdo con la Constitución, un individuo solamente puede ser detenido si se presenta una orden judicial de aprehensión en su contra o si se le sorprende en flagrancia. De lo contrario, es considerado una detención arbitraria - violación del  artículo  16  constitucional-  y  también  una  violación  de  derechos humanos. 
  1. Derechos Generales: El debido proceso legal es el conjunto de condiciones de carácter jurídico y procesal que es necesario seguir para poder afectar legalmente los derechos de los gobernados. En este caso, una detención, al ser una privación de la libertad, debe seguir ciertos requisitos para ser realizada con estricto apego a la ley:
 -Presunción de Inocencia: Cualquier persona imputada tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante una sentencia emitida por el juez.
 -Proporción de Información: Desde el momento de la detención se deberá informar al indiciado los motivos de la misma y su derecho a guardar silencio. Tanto en el momento de su detención como en su comparecencia ante el Ministerio Público se deben informar los hechos que se le imputan y los derechos que le asisten.
 -Derecho a Guardar Silencio: Toda persona imputada tiene derecho a guardar silencio y este no puede ser usado en su contra.
 -Traslado: La autoridad deberá portar al detenido sin demora y bajo su más estricta responsabilidad al Ministerio Público más cercano. Los oficiales no pueden hacer paradas ni alargar innecesariamente el recorrido.
 -Derecho a Comunicación Privada: Está completamente prohibido todo tipo de incomunicación. Las comunicaciones privadas son inviolables, por lo que cualquier inculpado tiene derecho a comunicarse en privado. La confesión rendida sin la asistencia del defensor carece de todo valor probatorio. Todo inculpado tiene derecho a elegir libremente un juez desde el momento de su detención, si no quiere o no puede nombrar un abogado se le debe designar un defensor público.
 -Trato Personal: Está completamente prohibido todo tipo de intimidación o tortura. Las garantías individuales del detenido deben ser respetadas, cualquier forma de tortura es considerada una violación a las mismas y también una violación de derechos humanos.
 -Retención: Ningún indiciado podrá ser retenido por el Ministerio Público por más de 48 horas (este plazo podrá ser duplicado en casos de delincuencia organizada).
Ninguna detención ante autoridad judicial podrá exceder el plazo de 72 horas, a partir de que el indiciado sea puesto a su disposición sin que se justifique con auto de vinculación a proceso. 
Cualquier violación de estos requisitos representa una violación de los artículos constitucionales antes mencionados y también una violación a los Derechos Humanos. 
Acciones Inmediatas 
Lamentablemente, pese a que la legislación que existe en México en materia de detenciones, la realidad efectiva suele ser muy distinta; las amenazas, agresiones físicas y casos de tortura son comunes. Ante esa realidad es importante hacer valer los derechos y recordar algunas sugerencias que pueden ayudar a proteger al inculpado. 
  1. Reconocimiento Público: Lo primero que hay que tener en cuenta al momento de una presunta detención es la importancia del reconocimiento público; en un caso ampliamente difundido es más difícil que existan violaciones a derechos humanos y también se facilita la identificación, lo que reduce la posibilidad de casos de desaparición forzada. Gritar información básica como el nombre completo, el lugar de trabajo, escuela o asociación, el nombre de algún contacto, etc. en el momento de la detención es sumamente importante para garantizar el reconocimiento público. En caso de ser un espectador, es elemental preguntar al implicado estos datos para poder identificarlo, rastrearlo y auxiliarlo.  
  2. Documentación: La documentación es crucial para el auxilio de un detenido. Por un lado, documentar posibilita la viralización de la información que le da visibilidad al caso, garantiza la identificación del implicado y permite el apoyo de la sociedad civil. Por otro lado, en caso de detención arbitraria o violación al debido proceso, una documentación apropiada puede servir de prueba en un tribunal o como evidencia para elaborar una queja por violación a Derechos Humanos.  
  3. Exigencia de Información: Es sumamente importante hacer saber a quienes pretenden efectuar la detención que se conocen los derechos que amparan a cualquier indiciado. Por lo tanto –con respaldo en los artículos antes mencionados- se debe exigir la información básica de la detención; es decir:
 -La identificación de quienes la efectúan
 -El motivo de la detención
 -El lugar de remisión  
  1. Insistencia en Derechos: Insistir en los derechos antes referidos -mencionando los artículos constitucionales- puede ayudar a limitar las agresiones de las autoridades represivas. Es sumamente importante recordar el derecho a guardar silencio y la prohibición a cualquier tipo de incomunicación, intimidación o tortura.  
  2. Queja por Violación de Derechos Humanos: En caso de ser víctima de una detención arbitraria o violaciones al debido proceso, es altamente recomendable levantar una queja por violación a derechos humanos.  
¿Qué hacer si te detienen? 
Sólo pueden detenerte legalmente si la policía ministerial o de investigación tiene una orden de aprensión o emitida por un juez o si la policía federal o local te encuentra en flagrancia cometiendo un delito. Si no, es una detención arbitraria, una violación de derechos humanos. 
  1. Al momento en que consideres que estás en riesgo inminente de ser detenido grita tu nombre y datos que sirvan para identificarte (dónde estudias, dónde trabajas, organizaciones a las que perteneces).  
  2. Si eres detenido debes pedir:
-Que los que te detienen se identifiquen
 -Que te digan el motivo de tu detención
 -Que te digan a dónde van a remitirte 
  1. Si te detienen, deben presentarte de inmediato frente al ministerio público. No pueden hacer paradas o dar rodeos, si lo hacen incurre en una violación de derechos humanos.  
  2. Toda forma de tortura está estrictamente prohibida (física, psicológica, sexual).  
  3. No te dejes intimidar e insiste en tus derechos ya mencionados.  
  4. Tienes derecho a comunicarte con alguien de confianza en privado (abogado, familiar, compañero).  
  5. Tienes derecho a negarte a declarar- De hacerlo sólo será frente a un abogado o un juez.  
  6. Tienes derecho a no estar incomunicado.  
  7. Tienes derecho a servicios médicos desde el momento de tu detención en caso de ser requerido.  
  8. Si no hay motivos para ser consignado frente a un juez, debes ser liberado. 
  9. El ministerio público no puede retenerte más de 48 horas.  
  10. La autoridad judicial no puede retenerte por más de 72 horas.

Editor

Publicada por Neza Panorama Informativo en martes, mayo 24, 2016. Archivada en . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Apóyanos para mejorar. Deja un comentario.

Por Neza Panorama Informativo en martes, mayo 24, 2016. Archivada en . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Deja un comentario

0 comentarios for "PESE A LA LEGISLACIÓN VIGENTE, LAS AMENAZAS, AGRESIONES FÍSICAS Y CASOS DE TORTURA SON COMUNES"

Leave a reply

Más vistos