Lo Último

Fecha publicación: jueves, abril 23, 2015
Publicada por Martín Flores Contreras

DE BUENAS NOTICIAS


*Cumbre para Callar
*“Toyotas” en Celaya
Por Rafael Loret de Mola
- - - - - - - - - - - - - - - - -
El señor peña reclama buenas noticias y, sobre todo, que las veamos y ¡leamos! Dos costumbres, por cierto, no propias de él, la lectura y la visión, en medio de los torbellinos del presente cuyos reclamos se encuentran con los vacíos y nos pasan encima, devastándolo todo. No hay resistencia posible cuando el gobierno no sabe jerarquizar apremios –recuérdese el periplo presidencial por Australia y China en plena debacle por las desapariciones de Iguala-, ni le interesa justificarse, muchos menos pedir perdón por sus graves afrentas, incluyendo las de su familia aumentada, contra los mexicanos. Aún entre cuanto se puede y aquello que se debe es necesario mantener los niveles cuando las desigualdades sociales asfixian a la mayor parte de los gobernados. Esto va para la señora Angélica Rivera y su torpe alegato sobre sus recursos propios. 
Para comenzar, ya es tiempo de suprimir el vocablo “primera dama” para no caer en los excesos de los argentinos que han encumbrado a tres de las parejas de sus presidentes: las de Perón, dos veces, y la de Kirchner. Por algo murieron sendos personajes ante el acoso de las féminas aunque “santa Evita” no sobrevivió a Juan Domingo y fue exaltada como heroína hasta que su cadáver, literalmente, terminara exhibido en una vitrina de Amsterdam en la peor humillación que se recuerde para el cuerpo de una mujer ambiciosa y dura que no pudo alcanzar la vicepresidencia aunque la ejerció de facto.
México no está para tales experimentos ni siquiera a posteriori como pretende Margarita Zavala, ya terminado el periodo de su consorte calderón, sin brindar la menor explicación sobre el involucramiento de su parentela –sobre todo Altagracia Gómez del Campo-, en uno de los peores dramas que recuerdo en mi larga carrera periodística: la quema de los almacenes-guardería ABC en Hermosillo con saldo infernal de cuarenta y nueve bebés muertos y ciento seis más heridos de gravedad. En cualquier nación civilizada tal bastaría para que la tal dama, ahora pretenciosa de un liderazgo partidista, fuera procesada junto a su marido por haber ordenado las concesiones del Seguro Social sin tomar en cuenta las paupérrimas condiciones originales del local de marras. Son asesinos culposos, sin duda. 
Pero, al parecer, estas cosas deben quedar en el olvido casi por decreto. El presidente peña nieto nos conmina a hablar y leer las cosas buenas aunque él ni siquiera se anime a hojear las aventuras de Capulina o las del Chavo de Ocho ni, mucho menos, La Familia Burrón; pedirle que se acerque a los legendarios “Supermachos” de Rius podría resultar subversivo porque el tiempo parece detenido en San Garabato –desde luego, inspirado en algún pueblecillo de Michoacán-. No vaya a ser que a la “Vela Perpetua” se le aparezca “La Cocoíta”, Luisa María, quien quiere ser gobernadora en un segundo intento, más otro fallido de su hermano felipe, para tratar de desplazar a los Cárdenas de los cacicazgos políticos. Los extremos se tocan. 
Mientras se ponen de acuerdo los electores, el señor peña mantiene su blindaje personal hasta el ridículo –sólo pueden estar junto a él quienes delinea el Estado Mayor tras varias revisiones sin importar jerarquía ni poder económico, y asume que las cifras económicas en los tres primeros meses del año son “buenas”, entre otras cosas porque las tiendas departamentales reportan un incremento de ganancias superior al 5 por ciento; no dice, claro el porqué: el cierre de muchas tiendas pequeñas venidas a menos por la instalación de los grandes consorcios con accionistas extranjeros e imperiosa necesidad de especular. Pero, al fin, son estupendas buenas que los dueños de Soriana, superviviente del escándalo comicial de 2012, K-Mart, Walmart y otras firmas que compraron a las empresas mexicanas que no pudieron contenerlas, tengan éxito aunque sólo sea del cinco por ciento, asimilando algunas pérdidas durante varios meses.
Los inversionistas poderosos hasta pueden darse el lujo de aguantar las obras de la avenida Masaryk, en Polanco, por año y medio, sin necesidad de rebuscar sus bolsillos; otros, los minoristas que son en realidad los mayoritarios, no. Cuestión de una perfecta división de clases... bajo la democracia simulada. ¿O será que no leímos bien y estamos bajo el dominio de la nueva aristocracia mexicana, la de quienes nos llaman “prole” o “plebe” de acuerdo a su enfado desde la comodidad de sus poltronas en Los Pinos. A las niñas y adolescentes es necesario educarlas... pero sucede que el padre tiene muchas actividades sobre todo la de hacer comprender a los mexicanos que nos pasan cosas estupendas.
Una de estas maravillas no pudimos siquiera verla: ocurrió por la noche y en silencio. Miles de “vacas gordas” ni siquiera dejaron el rastro de sus miasmas por el asfalto y se fueron perdiendo en la ruta hacia la macroeconomía. ¡Y ya se fueron! La señora Cristina Lagarde, cabeza del Fondo Monetario Internacional (FMI), rector de nuestra economía desde hace décadas, sobre todo cuando fue necesario “renegociar la deuda externa” con un cabildero, miguel de la madrid, que tranzó miserablemente a los gobiernos del sur instándolos a realizar acuerdos bilaterales y no multinacionales, debilitando para siempre la fuerza de Latinoamérica. Si se hubiera seguido otra ruta, digamos la marcada por el argentino Raúl Alfonsín, nuestra región, al sur del Río Bravo, ya estaría en niveles de competitividad con los más fuertes e incluso podría darle batalla a la dolarización que nos sepulta poco a poco. Ya comenté cuanto sucede en los centros turísticos en donde la verde divisa es acogida con beneplácito mientras se desprecia a los pobres pesos. 
El señor peña se quejó de nuestra indiferencia hacia la generosa inversión del mexicano grupo Vidanta listo a aportar, nada menos, 18 mil millones de pesos al sector turístico, jamás administrado con tanta negligencia como la actual. El consorcio señalado fue fundado por Daniel Chávez Morán y tiene su sede en Guadalajara. La familia del personaje ha sabido mantener sus vínculos –o sociedades- con los mandatarios mexicanos en distintas etapas, una de las claves para asegurar fortunas más allá de los sexenios. Y, por supuesto, tiene su Fundación altruista habida cuenta de que este fenómeno, el de la caridad, es uno de los negocios más rentables para quienes deducen del fisco sus utilidades, una especie de blanqueo tributario, y sirve para disimular los acuerdos soterrados. Sí, es una gran noticia, muy alentadora y reluciente.
(Poco importa que allí mismo, en Jalisco, bajo el atroz gobierno del priísta Aristóteles Sandoval Díaz, de la generación 1974 tan cercana a peña en su corte y formación, las matanzas se prodiguen. Recientemente, el 7 de abril, cerca de Puerto Vallarta como comuniqué oportunamente, quince miembros de la Fuerza Única de Jalisco, de un total de cuarenta, fueron acribillados por un grupo de jóvenes, con edades entre 17 y 19 años pertenecientes al radical cártel “Nueva Generación”. Hubo, además, cinco heridos trasladados a Guadalajara y Vallarta de acuerdo a su gravedad. Y como este incidente existe una larga lista que pareciera confirmar que la verdadera fuerza de asalto del mandatario no está en las policías institucionales sino en los sicarios que tanto lo respetan mientras él hace buenos negocios).
Los empresarios altruistas son una buena noticia; lo demás, daños colaterales que no deben tomarse en cuenta. Recuérdese: de acuerdo a la “tesis peña”, la libertad es la que canta las glorias del sistema y el libertinaje todo cuanto cuestiona la generosidad en el uso y ejercicio del gobierno. Quien no lo entienda así deberá ser condenado al “círculo rojo”, creado por los fox y una de los proyectos llamados a ser pilares de la continuidad política desde 2000. Bienaventuranza para los mercenarios; infierno para cuantos disienten. Democracia falsaria. 
Por allí van quienes forman, con el padre Alejandro Solalinde, el “Viacrucis del Migrante”, de tantos miles de centroamericanos quienes son raptados y esclavizados por los cárteles intocables. Los bajan de “La Bestia”, el ferrocarril del dolor y la desmesura, y no son vueltos a ver... salvo cando aparecen sus cuerpos en algunas de las miles de fosas clandestinas regadas por allí; son más que las abiertas por los criminales franquistas, al término de la guerra civil española, en los lindes de cientos de poblaciones españolas... aunque la derecha se encargó de detener la necesaria memoria histórica destinada a comprender, asimilar y seguir adelante superando los rencores. 
Y luego nos preguntan las razones por las cuales se detestan los discursos oficiales optimistas cuando la ciudadanía ya rebasó su capacidad de asimilación de penas. 
Debate
Una semana después de la celebración de la “cumbre” –también en minúsculas-, de Panamá, allí mismo donde la invasión estadounidense se llevó al “Cara de Piña”, Manuel Antonio Noriega, su otrora servil colaborador, queda claro que el escenario estaba dispuesto para exaltar las bienaventuranzas de Barack Obama hacia la Cuba que consideró terrorista hasta hace unos días; esto es cuando convino a los intereses de los futuros inversores de Norteamérica y Europa que se disputan, como fieras, los renglones más apetecibles, desde la industria de la caña hasta la de la hostelería ganando territorios sobre las blancas playas de la joya del Caribe. 
Ya hemos alegado que poco se habló de la réplica del venezolano Nicolás Maduro Moro, a quien alguien debió recordar que no puede crecerse en democracia en tanto no sea capaz de excarcelar a los líderes opositores sin perseguirlos más, precisamente al entrometido Obama cuya función, al parecer, es leerle la cartilla a sus vasallos del sur del Bravo como ya lo hizo, con más discreción si cabe, con el señor peña nieto para rectificar su negativa original –“escobita nueva barre bien”- de mantener a los marines estadounidenses dentro de la Marina Nacional, con el consiguiente riesgo contra la seguridad del Estado mexicano. 
Luego vendría la aprobación para que los agentes extranjeros porten –y en su momento usen-, armas dentro del territorio mexicano; una facultad muy restringida a los ciudadanos de este país tan golpeado por las miserias institucionales. 
La Anécdota
Dentro de las “buenas nuevas”, sin duda, está la llegada del consorcio Toyota a Celaya. Fue allí donde comenzó a recorrer su andar político marta sahagún, quien se postuló a la alcaldía de esta ciudad, por el PAN naturalmente, y la perdió siendo incorporada, como compensación, al gabinete de fox en Guanajuato en 1995. 
Ahora ella se dio el lujo de postular a su hijitio Fernando Bribiesca Sahagún como candidato a la misma posición representando al partido de la reclusa Elba Esther Gordillo, PANAL el alianza con el ¡PRI y los “verdes”! Un cóctel despreciable.
A Celaya acudió peña a dar la bienvenida a la empresa Toyota para que instale, con privilegios, sus plantas. Los “toyotitas”, al parecer, no son automóviles: son el signo de la alianza de peña con los fox-sahagún en plena eclosión de manipulaciones.
Pobres celayenses.
- - - - - - - - - 
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
Búsquenos en Facebook con VIDEOS y Mensajes cada día.
LAS BUENAS NOTICIAS, CUANDO SE DAN EN EL ÁMBITO ACTUAL, SE DESTACAN SIQUIERA PARA COMPENSAR LA CATARATA DE MALAS NUEVAS COTIDIANAS. PERO NO LAS HAY EN LA DIMENSIÓN DE LOS HORRORES. Y ESO EL señor peña, AUNQUE NO LEA, DEBIERA TOMARLO EN CUENTA ANTES DE SEGUIR LOS LINEAMIENTOS DE SU CINSEJERO AURELIO NUÑO MAYER CON TAL MAL TINO.

Editor

Publicada por Martín Flores Contreras en jueves, abril 23, 2015. Archivada en , . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Apóyanos para mejorar. Deja un comentario.

Por Martín Flores Contreras en jueves, abril 23, 2015. Archivada en , . Sigue nuestras publicaciones vía RSS RSS 2.0. Deja un comentario

0 comentarios for "DE BUENAS NOTICIAS"

Leave a reply

Más vistos